Aldana Di Costanzo

Emprendedora Social 2016


Tema: Duelo/ Niñez y adolescencia
Organización: Fundación Aiken
 
Nuevos enfoques y herramientas para abordar el duelo en la niñez y adolescencia


Aldana Di CostanzoAldana fundó Aiken con el fin de generar un cambio cultural, y brindar tanto a niños como a adultos herramientas para transitar la muerte de un ser querido, entender la muerte como parte de la vida, y como una situación que puede servir para generar una nueva realidad. Hoy, Aiken es la única organización social del país que trabaja en esta temática, para lo cual ha desarrollado especialmente herramientas y metodologías.

Aiken busca crear un entorno más saludable y empático para los niños y adolescentes que se encuentran atravesando esta difícil situación. A través de la organización, Aldana ha desarrollado una nueva perspectiva acerca de cómo abordar el tema de la muerte, y está impulsando una cultura en donde el tema está presente en las conversaciones del día a día.  

Aiken tiene diversas líneas de trabajo: espacios individuales y grupales para niños, adolescentes y los adultos a cargo, orientación telefónica, talleres, asesoramientos  y capacitaciones. Las intervenciones con los niños están basadas en el juego y el arte. En las instituciones educativas capacitan a los docentes para que puedan generar un entorno de empatía y contención cuando sucede alguna situación de duelo, alentando a los estudiantes para que puedan crear un espacio donde todos puedan expresar sus sentimientos, a medida que interiorizan y entienden el concepto de la muerte y el duelo.

El contexto de la problemática:

La muerte de un familiar es, generalmente, un proceso difícil y doloroso.

El duelo infantil es un tema que, frecuentemente, no ha sido abordado por parte de las instituciones que trabajan con niños a diario

Las familias carecen de los recursos apropiados para hacerle frente.    

No hay suficiente información estadística en la Argentina respecto a los aspectos del duelo infantil, y hay una carencia de estudios clínicos que permitan documentar la magnitud este tema.  

Con frecuencia se evidencia que son los adultos quienes no pueden expresar sus sentimientos cuando confrontan la muerte, y por ende, evaden hablar de ello. Esto significa que a los niños se les niega la oportunidad de expresar sus propias emociones.  Dichas dificultades se incrementan aún más debido a la preconcepción de que los niños no pueden realmente entender lo que sucede cuando alguien muere, contribuyendo de este modo a que los adultos los mantengan al margen, y oculten ciertos hechos o les mientan.  Los niños en procesos de duelo, por su parte, necesitan ser incluidos, escuchados y abrazados; ese es el camino para sanar.

Algunos datos de impacto:

  • Más de 302 niños y adolescentes en duelo junto con sus familiares directos han pasado por Aiken

  • Se han capacitado más de 927 personas (docentes, profesionales de la salud, padres, etc.) con una población beneficiaria directa de 7962 niños y adolescentes

  • Aldana empezó a generar información estadística ella misma, con el fin de poder posicionar este tema en organizaciones educativas y de salud con una base científica sólida.

  • Algunas compañías empezaron a solicitar la ayuda de Aldana para recibir orientación en lo que refiere a cómo afrontar el dolor.

 

Datos de contacto:


info@fundacionaiken.org.ar