Beatriz Diuk

Emprendedora Social 2014


Tema: Educación y Juventud/ Derechos humanos/ 
Organización: Propuesta Dale!

 
Capacitación de educadores y metodología para implementar el derecho de cada niño a aprender a leer y escribir


La vasta trayectoria como educadora en contextos de pobreza, enfrentó a Beatriz al problema de miles de niños que pasan de grado y avanzan en la escolaridad sin aprender a leer ni escribir. Los docentes por su parte, no cuentan con el contexto y las herramientas necesarias para acompañar a estos niños de manera adecuada para resolver su dificultad.

Consciente de la gravedad de la situación y el enorme impacto negativo que esto tiene para los niños y su futuro, Beatriz diseñó una metodología (DALE: Derrecho a Aprender a Leer y Escribir)  de bajo costo, fácil de aplicar, que permite que los niños adquieran en un breve período estas competencias esenciales para avanzar en otros aspectos de su desarrollo.

A través de esta metodología Beatriz está desafiando dos aspectos críticos y enquistados del sistema educativo: la tendencia a “culpabilizar” a los niños y su entorno por sus dificultades para aprender y la invisibilidad de los niños que no aprenden en un sistema que necesita cubrir números mínimos de matrícula y estándares de desempeño.

Beatriz aspira a recuperar la capacidad de aprendizaje de los niños en los contextos más vulnerables y reconectar a los docentes con su vocación por enseñar ofreciendo las herramientas adecuadas e invitándolas a constituir un movimiento de docentes protagonistas del proceso.

 

El contexto de la problemática:

Aproximadamente el 30% de los estudiantes de escuelas públicas avanzan en los niveles educativos, sin aprender a leer ni escribir. Esta situación es de suma gravedad, dado que esas competencias son esenciales para cualquier otro aprendizaje y desarrollo actual y futuro.

Por otra parte, el sistema educativo invisibiliza el problema, porque necesita subrir las matrículas, responder a demandas de estadísticas sobre deserción escolar, privando a los niños de recursos esenciales.

A diferencia de otros países de la región, en el nivel primario en la Argentina, no existen serios problemas de acceso ni de permanencia de los alumnos en el sistema educativo. La tasa neta de escolarización primaria en la Argentina es de aproximadamente el 99% (CEPAL, 2012). Los problemas en la Argentina, en este nivel, se centran en la calidad de los aprendizajes. Así, en el área de Lengua, en el año 2007 los datos generados por el propio Ministerio de Educación de la Nación (Pruebas ONE 2007 – Operativo Nacional de Educación) revelaron que el 30% de los alumnos de 3er. grado tienen un nivel de conocimientos bajo (las pruebas contemplan tres niveles: alto, medio y bajo).

La propuesta DALE! se enmarca en esta situación buscando dar respuesta a los más débiles entre los niños pobres: aquellos niños que presentan un bajo nivel de alfabetización aún respecto de sus pares, quienes ya de por sí alcanzan bajos niveles respecto del resto de la sociedad. Se trata en muchos casos de niños analfabetos, esto es, que no pueden leer ni escribir una sola palabra en forma independiente y se los puede mencionar como analfabetos escolares. No existe cuantificación alguna de esta población: los niños presentan boletines aceptables, muchos de ellos pasan de grado, pero no saben leer ni escribir. Son niños “invisibles” para el sistema, a lo sumo son computados como niños con sobreedad, porque todos ellos han repetido algún grado.

A este hecho se suma la evidencia de que en los últimos 15 años los niveles de aprendizajes que se producen en el sistema educativo argentino han venido decayendo y que son bajos respecto de otros países de la región. El sistema educativo no ha sabido desarrollar estrategias para acompañar a los niños provenientes de la pobreza estructural y de la pobreza generada en la crisis de 2001.

Por otro lado, circula entre muchos docentes una atribución de las dificultades de los niños a sus propias condiciones de vida, que los inhabilitarían para el aprendizaje de manera definitiva. Estas concepciones desresponsabilizan al sistema educativo del aprendizaje de estos niños. En este sentido, la escuela, en lugar de constituirse en un factor de protección, es, para los niños más vulnerables, un nuevo factor de riesgo.

 

Por último, muchos docentes han dejado de creer en su tarea, han perdido el entusiasmo por la enseñanza, manifestado, por ejemplo, en las altas tasas de ausentismo. 

 

La estrategia:

El proyecto creado por Beatriz se asienta en el supuesto básico de que los niños pueden aprender si se les enseña adecuadamente. Para ello DALE! constituye un programa que busca crear condiciones, tanto afectivas como cognitivas, que promuevan el compromiso de los maestros con los niños y su aprendizaje. Este aprendizaje se vuelve posible gracias a orientaciones y materiales sistemáticos que permiten que los maestros comiencen a ser eficaces muy rápidamente. 

Para la implementación DALE! cuenta con dos estrategias: trabajo con escuelas y sistema educativo formal y trabajo con instituciones comunitarias. En ambos casos, se inician los procesos con capacitaciones a los docentes o educadores populares que harán el trabajo directo con los niños. Luego de la capacitacion, los educadores DALE cuentan con un espacio de supervision y seguimiento que garantiza la adecuada aplicación de la metodología.

 

Datos de contacto:


 info@propuestadale.com